Cómo renovar los azulejos de tu cuarto de baño, sin tener que quitarlos - Foto 1

2022-05-28 22:38:18 By : Mr. LEO LIU

Si los azulejos de tu cuarto de baño han conocido tiempos mejores pero no quieres o no puedes planificar una reforma para sustituirlos, existen otras alternativas que te ayudarán a darle un aire completamente nuevo al espacio.

Con algunas ideas prácticas conseguirás renovar su imagen para que esos viejos azulejos que tan poco te gustan te parezcan, no solo aceptables, sino interesantes. Toma nota.

Que el papel pintado es capaz de obrar auténticos milagros deco no es ya nada nuevo. Seguro que ya sabes de su poder transformador, de la capacidad que posee para darle la vuelta a un espacio y añadir estilo a raudales. Por eso se convierte en una opción muy interesante si quieres renovar o mejorar un baño alicatado con azulejos anticuados.

No es necesario ni recomendable empapelar las cuatro paredes. Bastará con que revistas una de ellas o, incluso, la parte superior dejando el alicatado en la zona inferior a modo de zócalo. Además, puedes elegir entre una amplísima variedad de estampados, diseños y colores.

Empapelar una pared de azulejos es fácil. Comienza por aplicar pasta alisadora específica para eliminar las juntas entre las baldosas y deja secar. Cuando la pared esté lisa ya puedes colocar el papel pintado de forma normal.

Un consejo: utiliza papel vinílico. Es lavable y mucho más resistente a las salpicaduras de agua.

Leer: Estas son las claves para elegir el lavabo para el cuarto de baño y dar en la diana

Renovar con pintura es todo un clásico a la hora de transformar cualquier ambiente. Y el cuarto de baño no iba a ser menos…

Elige la pared que prefieras, completa o una parte únicamente, y aplica pasta alisadora para tapar las juntas de los azulejos, como se explica en el caso anterior (es lo que hay que hacer antes de empapelar).

Después de preparada la pared solo tienes que aplicar dos capas de pintura del color deseado. Para que el efecto renovador sea más potente, elige un color especial. Aunque los neutros siempre funcionan, atrévete con un color oscuro y original si tu cuarto de baño tiene algo de luz. Puede ser el mismo color de los azulejos o uno que contraste.

Un consejo: elige pintura plástica antimoho y resistente a la humedad específica para cocinas y baños.

Leer: 9 tendencias para decorar el cuarto de baño que triunfan en 2022

Los revestimientos vinílicos, ya sean para el suelo o las paredes, son una opción genial para darle la vuelta a cualquier espacio que necesites renovar y, sobre todo, para hacerlo sin obras engorrosas. La facilidad de su instalación, junto con el efecto decorativo que consiguen, son claves a la hora de elegirlo para cambiar la apariencia del cuarto de baño.

Una idea es colocarlo en el pavimento y en una parte de las paredes. Elige un diseño que esté en armonía con el viejo alicatado de azulejos y conseguirás un estilo totalmente renovado.

Leer: Todas las claves para elegir el mejor plato de ducha para tu cuarto de baño

Si hasta ahora todo tu afán era conseguir que las juntas entre los azulejos estuviesen siempre blancas e impolutas (todos sabemos el mal efecto que hacen las juntas cuando se oscurecen), ahora te proponemos una solución radical que modificará por completo el resultado final del baño.

Elige un color que contraste con el de los azulejos, y que resulte equilibrado con este, y pinta las juntas de ese color. Una simple pared de viejos azulejos blancos sin ningún interés adquiere otro estilo con este sencillo gesto. No te llevará más de un par de horas y habrás cambiado por completo el espacio.

Leer: Todas las claves para utilizar los colores a la hora de decorar tu casa

Algunas de las ideas que te contamos son sencillas y fáciles de llevar a la práctica y otras requieren algo más de trabajo. Sin embargo, todas ellas se pueden hacer sin tener que retirar el viejo alicatado.

Una forma de transformar una pared de azulejos es crear un zócalo en la parte inferior y revestirlo con paneles de efecto hormigón. Existen revestimientos de PVC que se instalan fácilmente con un adhesivo específico y que imitan a la perfección otros materiales: hormigón, piedra, madera, etc. Son aptos para zonas húmedas como baños y cocinas.

Leer: ¿Sabes cómo elegir la mejor bañera exenta para tu cuarto de baño?

Cambiar radicalmente el suelo de tu cuarto de baño, eligiendo un diseño que contraste con las paredes, puede ser la manera de renovar el espacio completo.

Para hacerlo no es necesario optar por materiales complicados de instalar como la cerámica. Una idea es utilizar, por ejemplo, baldosas vinílicas autoadhesivas que puedes colocar tú mismo rápida y fácilmente en un fin de semana. Se cortan con un simple cúter y no necesitas ningún adhesivo para pegarlas al suelo. Una solución perfecta para conseguir que tu baño parezca otro.

Leer: Cómo renovar el suelo del cuarto de baño sin obras ni reformas

Seguro que conoces esta idea para darle un toque original a la cocina o al cuarto de los peques de la casa: transformar una de las paredes en una gran pizarra en la que escribir lo que quieras. ¿Por qué no utilizar esta idea en el cuarto de baño? Solo tienes que pintar una de las paredes con pintura de pizarra.

La pasta alisadora te ayudará a dejar la pared que quieras pintar completamente lisa. Después no tienes más que dejar secar completamente y aplicar dos o tres capas de pintura especial efecto pizarra.

Leer: 9 ideas que funcionan para decorar las paredes del cuarto de baño

Ya hemos visto cómo puedes renovar una pared alicatada con pintura, aplicando primero pasta alisadora y después la pintura de la manera habitual. Pero existe otra opción: pintar directamente los azulejos para darles otra apariencia completamente distinta.

La clave está en elegir el esmalte adecuado, específico para pintar azulejos, que sea capaz de resistir la humedad y el uso cotidiano. Tendrás que aplicar dos capas con rodillo siguiendo las instrucciones del fabricante.

Leer: Reglas de oro para elegir los azulejos del baño y la cocina

Una variación (más sencilla y más fácil de ejecutar) de la idea anterior consiste en decorar una pared de azulejos blancos y sosos empleando el color, pintando algunas de las baldosas de diferentes tonos.

- Elige esmalte para azulejos de los colores que prefieras: rojo, azul, amarillo, verde, etc.

- Antes de empezar a trabajar dibuja en un papel un esquema con los azulejos que vas a pintar y el color elegido para cada uno. Te servirá de guía.

- Utiliza cinta de carrocero para “enmarcar” los azulejos que vas a pintar y no manchar el resto de pintura.

- Aplica dos capas con rodillo dejando secar la pintura entre una y otra.

Leer: Ideas para mantener el orden en un baño pequeño

Más noticias sobre decoración baños

De vacaciones ¡en tu ducha! Columnas y rociadores para viajar con los cinco sentidos

¿Baño pequeño? Ficha estas 14 'grandes' ideas que amplían y sacan partido al espacio

Platos de ducha con las últimas tendencias en diseño y acabados

A estas plantas les gusta vivir en el baño y no temen ni la humedad ni la oscuridad